Metal.
7,2 x 3,6 x 21 cm.
Academia de Artillería, Segovia.
Aula de municiones.


Granada ordinaria prefragmentada de 57 mm.

El proyectil es del tipo denominado de paredes de espesor constante, pues en todo su contorno tienen el mismo espesor. Sin embargo, debido a que el explosivo empleado no tenía la suficiente potencia como para conseguir un troceo adecuado, se han trazado unas líneas en las paredes interiores del proyectil, por las que se rompía el vaso en el momento de la explosión de la carga interior.