Metal.
15 x 7,5 x 37,5 cm.
Academia de Artillería, Segovia.
Aula de municiones.


Granada de metralla de 15 cm.

Para cañón de 15 cm. El proyectil está seccionado y podemos ver la disposición de la carga interior: arriba, la rosca para la espoleta, a tiempos (o de doble efecto). En el centro, un canal relleno de pólvora negra y comunicado con el alojamiento del fondo donde se situaba la carga principal, también de pólvora negra. Y por último, los balines de plomo.

Esta disposición corresponde al sistema denominado inglés, que fue el utilizado mayoritariamente en España. Existieron otros procedimientos de acuerdo a la situación de la carga principal de pólvora negra que dispersaba los balines: el francés, con la carga situada en la parte anterior (arriba, según la fotografía) y el alemán, que empleaba una carga central de pólvora negra.

También se puede apreciar como la banda de conducción ha desaparecido como tal y se ha transformado en un torneado de precisión que se ajustaba a las rayas del ánima, evitando que el proyectil se moviera cabeceando por dentro del ánima.