Presente y futuro

El núcleo principal de la Academia está constituido por tres áreas principales u operativas: Enseñanza, Investigación y Simulación

PRESENTE DE LA ACADEMIA DE ARTILLERÍA

La Instrucción para la Organización y Funcionamiento del Ejército de Tierra (IOFET) asigna a la Academia de Artillería las siguientes responsabilidades:

  • Impartir las enseñanzas necesarias para la formación y perfeccionamiento del personal militar de las especialidades fundamentales de Artillería.
  • El estudio y elaboración de plantillas y del cuerpo doctrinal.
  • La realización de estudios relacionados con la orgánica y los materiales, medios y procedimientos de instrucción, adiestramiento y evaluación operativa del personal y de las unidades.
  • La definición de requerimientos, evolución y experimentación.

Además, y aunque la Academia no tiene la consideración de Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD), dado que dispone de simuladores, es responsable de:

  • Facilitar la instrucción, adiestramiento y evaluación de las unidades, así como de controlar, explotar y mantener los medios de simulación y evaluación asignados.

Finalmente su Director, como Inspector del Arma, es responsable de:
  • La conservación de los valores y tradiciones del Arma de Artillería.

 

 

Grafico Academia de Artillería

Para el cumplimiento de estas misiones, la Academia de Artillería se articula de la forma que muestra gráficamente la figura

 

El núcleo principal de la Academia está constituido por tres áreas principales u operativas: Enseñanza, Investigación y Simulación.  Debe existir un flujo continuo entre las tres áreas, tanto de personas como de información, de modo que, por una parte, se aprovechen al máximo los siempre escasos recursos humanos presentes y, por otro lado, se consigan las necesarias sinergias en el funcionamiento.

Estas tres áreas precisan de unos importantes elementos de apoyo (administración, apoyo logístico, museos, biblioteca, etc), sin los cuales no sería posible su funcionamiento.

Finalmente, debe resaltarse el entorno y las relaciones que mantiene la Academia: con la ciudad de Segovia, de la que forma parte desde hace 250 años; con las empresas, tanto de servicios o suministros, como aquellas relacionadas con la tecnología artillera; con las universidades segovianas (campus de la UVA en Segovia, IE-University, UNED), con las que se mantiene una estrecha colaboración y se realizan actividades concretas que involucran a alumnos y profesores;  y,  por último, con nuestras unidades artilleras, que asisten y son evaluadas constantemente en nuestros simuladores y, a cambio, nos proporcionan su experiencia operativa para inyectarla en el sistema de enseñanza.

 

FUTURO

Es evidente que la gran virtud de disponer en una única localización de los medios dedicados a la investigación, a la enseñanza, y a la instrucción y adiestramiento, además del mantenimiento de las tradiciones del Arma, se encuentra en que es posible un intercambio permanente de información entre los mismos, así como la optimización de su empleo.  Sin embargo, la propia organización de la Academia –compartimentada según líneas históricas- dificulta tanto el flujo natural de información como el uso adecuado de los recursos.

Esta situación no es la más deseable, especialmente en un Centro con 250 años de vida y que, a lo largo de este periodo, ha tratado de mantener un deseable equilibrio entre tradición y modernidad, adoptando siempre la organización que mejor se adaptaba a las circunstancias del momento, como exigía su tradición científica e ilustrada.

Por ello, el Director acaba de elaborar un Plan Estratégico, que es la hoja de ruta de la Academia de Artillería (ACART) para convertirse en un Centro de Excelencia.  El activo más importante de la Academia para llevar a cabo este Plan Estratégico es la calidad de las personas que la integran: la profesionalidad y compromiso de cuadros de mando, tropa y personal civil, y la alta capacidad y motivación de nuestros estudiantes.

Este Plan parte de la definición de la misión, los valores y la visión sobre lo que debe ser el futuro de la Academia de Artillería.

Misión



La misión de la Academia de Artillería consiste en proporcionar a las Fuerzas Armadas líderes y soldados capaces de emplear los medios de Artillería de Campaña y Antiaérea puestos a su disposición, y de integrarlos en el desarrollo de operaciones conjuntas; así como asesorar al mando en la definición de doctrina, procedimientos de empleo y requerimientos de esos mismos medios.

Valores



La Academia debe promover el desarrollo integral de los individuos que pasen por su estructura.  Sus actividades se guiarán por los valores de:

  • Lealtad.
  • Rigor intelectual.
  • Trabajo en equipo.
  • Innovación permanente desde el respeto a la tradición.
  • Servicio a la Fuerza.

Visión


La Academia de Artillería debe ser un centro de excelencia y una organización que aprende, dirigida a proporcionar a las Fuerzas Armadas:

  • Artilleros comprometidos con el ethos del Arma; preparados para absorber y, en su caso, liderar los cambios que se produzcan; y capaces de cumplir con las misiones que demande el entorno conjunto en el que se desarrollarán las operaciones.
  • Un corpus normativo coherente para el Sistema de Fuegos y el Subsistema de Defensa Aérea, basado en un análisis prospectivo de las operaciones futuras.